Get a site

No se autodiagnostique

picture

Nota importante

La herbolaria puede curar la mayoría de las enfermedades, si usted pone empeño suficiente en cuidar su salud y seguir las instrucciones del "yerbero", pero principalmente las enfermedades de origen metabólico son 100% curables si usted así se lo propone.

Pero ANTES DE INICIAR UN TRATAMIENTO con plantas medicinales, es recomendable que se haga un examen con su médico de confianza, un profesional egresado de la facultad de medicina y licencia para ejercer, pues lo que usted considerar una enfermedad leve, puede ser algo mucho más grave que pone en riesgo su vida.

Los que practicamos la herbolaria, intentamos curarle de acuerdo con sus síntomas, y aprovechamos el caudal de investigación científica sobre las propiedades de las plantas que se encuentra el la Red, y utilizamos las más adecuadas para cada persona. Pero no debemos despreciar los avances maravillosos de la ciencia que pueden ya escudriñar dentro de su cuerpo para encontrar algún enemigo mortal que puede poner en riesgo su vida, tal como un cáncer maligno. Ni tampoco la habilidad maravillosa de los médicos de urgencias que pueden restablecerle de un accidente grave que ponga en peligro su bienestar de por vida.

Yo misma he tenido inmensos beneficios por parte de la medicina alópata. Sufrí un accidente y me rompí un tobillo y gracias a la atención maravillosa del doctor Jefe de "Trauma" del Hospital General de Tepic, puedo volver a caminar de forma normal, pues es seguro que si esto me hubiera sucedido en siglos pasados, cuando no había la ciencia que hay hoy, hubiera quedado gravemente inválida o coja.

Sólo en una ocasión en mis varias décadas, cuando recién me iniciaba como herbalista, me encontré con un caso que dejó huella muy profunda en mí, y me ayudó a madurar y profndizar más en el origen de las enfermedades de mis clientes. Uno fue el de un hombre que sufría de malestares estomacales que no se aliviaban con ningún tratamiento. Así que le pedí hacerse exámenes, pero él prefirió andar de "yerbero" en "yerbero", hasta que murió un año y medio después de un agresivo cáncer estomacal.

El otro fue el de una persona que era muy querida para mí, una de las personas que más aprecié en esta vida. Tenía diabetes y fallaban todos mis esfuerzos por bajarle los niveles de glucosa. Le pedi acudir al ISSSTE donde estaba afiliado para que le hicieran exámenes, pero los médicos se conformaron con diagnosticarle cálculos en la vesícula. Tardaron varias semanas en operarlo debido a los altos niveles de glucosa que padecía, y cuando lo "abrieron" para operarlo finalmente, encontraron que estaba invadido de cáncer pancreático.

¿La herbolaria puede ayudarle?

La herbolaria es perfecta, tan perfecta como su cuerpo, como los bosques, como el mar, como la luna, como las galaxias... !Es el poder curativo de la naturaleza!

Pero hay ocasiones en que una enfermedad no cede. Si así sucede, y si usted no se cura con un tratamiento proporcionado por un herbalista profesional y científico como yo, entonces está mal diagnosticiado y tiene que buscar urgentemente, mediante el uso de la ciencia moderna, las herramientas adecuadas para que vean dentro de su cuerpo y descartar un cáncer mortal, o alguna otra cosa rara, como aquella muchacha que tenía un enorme y extraño bicho dentro de su estómago. ¡No se demore en hacerlo!

¡Todo puede cambiar si cambia usted!

Los problemas de salud se pueden eliminar simplemente con un cambio de dieta. Usted no tiene que volverse vegetariano crudo, ni un yogui, ni un lama tibetano, ni comer insectos y miel como aquél maravilloso Juan el Bautista, ni tomar toneladas de agua, ni comprar suplementos costosos, ni estar tan delgado como el palo de su escoba, para vivir una vida natural y llena de salud vibrante y belleza. Sólo elija los alimentos que más se acomoden a su gusto personal, de la naturaleza, no de la fábrica ni de los alimentos procesados del supermercado.

Coma huevos enteros, de preferencia "de corral", carne de la carnicería de la esquina, manteca de cerdo del cazo de los chicharrones, mantequilla de la leche natural, aceite de oliva extravirgen, tortillas de maíz, aguas frescas poco endulzadas con azucar morena, frutas naturales no enlatadas, verduras a su antojo, chiles, quesos, etc.

¿Qué comían los neandertales, los hombres de las cavernas, nuestros antepasados los chichimecas y los otomíes y los toltecas? Exacto, se alimentaban de la caza de animales, del campo, de las raíces y de los frutos silvestres y del maíz que cultivaban como principal fuente de vida.

Decían los cronistas españoles que los "naturales" que habitaban México eran personas que no sufrían de ninguna enfermedad, que todos estaban completos, sin deformidades en sus cuerpos, hasta que llegaron las epidemias de Europa y acabaron con el 90% de la población indígena.

Después de la maravillosa mezcla de razas -india, española, negra y judía- que se dió en los siglos siguientes, nosotros éramos un país de gente sin diabetes, delgados y hermosos.

Si revisamos los registros de defunción de las parroquias, veremos que la gente moría de causas hoy inexistentes: caída de un caballo, machetazo, balazo, cuchillo, envenenamiento accidental, epidemias, "guío" (así le llamaban al asma), muy ocasionalmente aparece alguien que murió de "cáncer", muerte al nacer, muerte por diarrea, etc.

Se nos volteó el barco y estamos naufragando en un mar de ignorancia por parte de miles de millones, y codicia por parte de unos poco$

En las pasadas décadas hubo un cambio. Del poderoso y civilizado país del Norte, nos llegó lo que los científicos llaman "transición alimenticia" que no es otra cosa que el cambio de alimentación que teníamos que se componía de granos naturales, huevos, carnes rojas, aves, pescados, leche de vaca y de "chiva" natural, a las harinas refinadas, los refrescos, las imitaciones de leche, la comida chatarra que se vende en los supermercados, los cereales de caja, etc.

Entonces es donde aparece la pandemia más grande que ha habido en la historia, el síndrome metabólico, la prediabetes, la obesidad, las enfermedades del corazón, el cáncer y todas las complicaciones que son consecuencia principalmente del diabetes.

Es aquí donde la herbolaria tiene un gran éxito, ya que los alimentos chatarra inflaman nuestros órganos vitales, y las hierbas medicinales actúan desinflamándolas y restableciendo sus funciones.

No dude en escribirnos y contarnos todo sobre su interés o sus dudas sobre la herbolaria y los tratamientos basados en plantas medicinales